El faro de una generación

Es un “mito viviente” de la historia de la música popular y el “faro de una generación” que tuvo el sueño de cambiar el mundo. Por estas y otras razones Robert Allen Zimmermann (Duluth, Minnesota, EEUU, 1941) ha obtenido el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Se embolsará 50.000 euros y recibirá una estatuilla de Miró. No sé si eso es mucho o poco para un tipo tan raro como él. Nunca me gustó mucho, ni él ni su música, aunque admito que tiene alguna pieza extraordinaria. Desde que se convirtió al cristianismo puede que tenga más fácil llamar a las puertas del cielo. La canción figuraba en la banda sonora de Pat GarretT y Billy The Kid (1973), que Dylan, que también hacía un pequeño papel, se encargó de componer. Imágenes violentas de un western pelín plúmbeo de Sam Peckinpah.