Colpisa sobrevive por el sacrificio de sus periodistas

La asamblea de trabajadores de la Agencia Colpisa ha aprobado, por 18 votos a favor y 8 en contra, el plan de ajuste presentado por la empresa, que supone un grave recorte de salarios y derechos laborales.

Este es el precio que tienen que pagar los periodistas de Colpisa por manterner su puesto de trabajo:

– Reducción salarial del 8.85 por ciento.
– Supresión de tres días de asuntos propios.
– Desaparición de los cheques-comida (9 euros).
– Rebaja temporal (hasta 2013) de la paga de beneficios.
– Pérdida de dos días de vacaciones.

Sin duda, un precio muy alto al que hay que sumar un nuevo convenio colectivo en el que se introducen nuevas categorías laborales y se reestructuran (qué gran eufemismo) las retribuciones actuales.

Anuncios

¿Cierra Colpisa?

Colpisa, “una agencia selectiva, especializada y diferente que apuesta cada día por el rigor y la elaboración de la noticia en profundidad”, (el texto lo he tomado de su página web) parece tener los días contados.

La empresa, del Grupo Vocento, ha anunciado que a mediados de mes presentará ante la autoridad laboral un expediente de extinción de contratos, con cierre de la compañía, porque, a su juicio, la situación económica es insostenible.
La alternativa que la dirección ha presentado a los trabajadores para evitar el cierre es que acepten una rebaja de sus salarios del diez por ciento y la negociación de un nuevo convenio que suprima los derechos sociales adquiridos en los 40 años de vida de la agencia.
Los habituales de este blog saben de mi predilección por las agencias de prensa porque son, desde mi punto de vista, las mejores escuelas de periodismo. También me quedan algunos amigos en Colpisa, a quienes deseo la mejor de las suertes ante este sombrío panorama. Ven ustedes como tengo razón al decir que la profesión sólo da disgustos.