Pepa

Sabéis que es una de mis debilidades y que siento un gran cariño por ella y un enorme respeto por su trabajo. Ella dirige y presenta No es un día cualquiera, el magacín de los fines de semana de Radio Nacional, donde colabora también algún que otro amigo mío.

Hoy ha participado en una entrevista con los lectores de Público. Destaco aquí algunas de sus reflexiones:
“Hay que intentar ser ecuánime pero a veces es imposible ser imparcial. ¡No se debe perder la oportunidad de denunciar las injusticias!
“A menudo pienso que: o el mundo no me entiende a mi o yo no entiendo el mundo. Que en plena crisis económica los ejecutivos de Wall Street aumenten sus primas es de traca. ¡Que paren esto que yo me apeo!”.
“Todo el mundo puede equivocarse pero el periodista debe ser escrupuloso con las informaciones que transmite”.
“En el anonimato todo el mundo se siente muy valiente para decir burradas. Yo procuro ser respetuosa aunque reconozco que hay gente que no conoce el significado de la palabra respeto”.
Anuncios

Carlos y Pepa

Como casi siempre ocurre, una cosa son las instrucciones y otra bien distinta montar el artilugio en cuestión. Parecía fácil el cochecito de Ikea, pero me ha llevado más de un mes construirlo y, claro, he tenido que abandonar el blog, cosa que, por otra parte, tampoco es nueva porque le tengo muy mal atendido.

Espero trabajar más a partir de ahora, aunque tampoco me lo ponen muy fácil. Ya sabéis que acaban de publicar El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón y pienso devorarlo lo antes posible. Són sólo 672 páginas. Merecerá la pena volver a visitar el Cementerio de los Libros Olvidados.

Pero es que, además, quiero leer también el libro de Pepa Fernández Lo que la vida enseña. Os recomiendo los dos. No así el coche de IKEA. Lo dicho, prometo no dejar tan abandonado al Guerrero.

Entrevista a Ruiz Zafón en El Cultural

Vuelve Pepa

Los sábados y domingos no son un día cualquiera porque todas las mañanas me despierto con su programa. Los churros y picatostes saben mejor si se escucha su cálida voz.

Pepa Fernández ha vuelto este fin de semana para empezar la novena temporada de No es un día cualquiera, un magacín de calidad que cuida los espacios de reflexión y el debate sosegado.

Un programa que renuncia al vocerío, a la política y a la polémica, y que propone a la audiencia buenos contenidos. Todo ello con un cuidado máximo del lenguaje y las buenas formas, y con un variopinto y selecto equipo de colaboradores.

Tus escuchantes te echábamos de menos. Gracias por volver. Un beso, Pepa.