El decálogo de Arsenio Escolar

arsenio escolar

Arsenio Escolar, durante su intervención en el Congreso de Periodismo Digital. Foto: Blog de Arsenio Escolar.

En su discurso de apertura del XVI Congreso de Periodismo Digital que se ha celebrado en Huesca los días 12 y 13 de marzo, el director de 20minutos, Arsenio Escolar, propuso un decálogo de normas para conseguir un periodismo más justo, más ético y más distante con el poder.

A continuación, recojo, de forma resumida, las propuestas de Arsenio Escolar:

I: No a las ruedas de prensa sin preguntas.

II: Si metes la pata, sácala. Y a parecido tamaño. No podemos seguir dando a toda página y en impar y en portada informaciones que luego se revelan inexactas o incluso falsas, y la rectificación en un breve en página par.

III: Ojo a las dádivas y regalos. Muchas empresas han comenzado a regular límites y procedimientos. ¿No debiéramos hacer lo mismo las empresas periodísticas y los periodistas a título personal?

IV: Hemos de ser más transparentes con nuestros lectores acerca de la propiedad de nuestros medios.

V: No a la publicidad institucional opaca.

VI: No a las ayudas y subvenciones opacas.

VII: No a la prensa proxeneta. Hace ya ocho años largos, el Congreso de los Diputados nos instó a los medios de comunicación a que suprimiéramos los anuncios de prostitución. Algunos diarios lo hicimos, entre ellos 20minutos. Otros siguen mirando para otro lado.

VIII: Acabemos con un estereotipo que se ha extendido entre algunos colectivos de nuestra profesión. El estereotipo de que todo lo impreso es antiguo, obsoleto, de baja calidad, malo… y todo lo online es moderno, innovador, bueno, buenísimo, excelente. Hay excelente prensa impresa y excelente prensa online. Y hay mala malísima prensa impresa y mala malísima prensa online.

IX: (Al auditorio del congreso) Está muy bien que lleguéis a la profesión perfectamente equipados de destrezas técnicas, de herramientas del nuevo mundo digital. Está muy bien que lleguéis bien equipados de inglés, de alemán, de árabe, de chino… Estaría mucho mejor que también vinierais perfectamente equipados de español, de castellano. La principal herramienta de nuestro oficio sigue siendo nuestro idioma, nuestra lengua.

X: No más periodismo obsequioso. No más periodismo complaciente, periodismo cómplice. No más periodismo opaco. No más periodismo engreído. Necesitamos un periodismo crítico, justo, transparente, distante del poder, ético, social.

Anuncios

Contexto (Ctxt), una apuesta por el periodismo sosegado y de calidad

Miguel Mora, junto a la biblioteca de su despacho.

Miguel Mora, junto a la biblioteca de su despacho.

Renunciar al copia y pega y a los refritos de agencias, contrastar las noticias desde varias fuentes, escribir con independencia, libertad y criterio profesional, y aportar análisis y contexto. Son todas ellas un conjunto de reglas que figuran en el manual de estilo de Contexto (Ctxt), la nueva publicación digital que se ha estrenado recientemente en Internet bajo la dirección de Miguel Mora (Madrid, 1964), un histórico de El País, periódico en el que ha trabajado durante 22 años, los últimos de ellos desde las corresponsalías de Lisboa, Roma y París.

En una entrevista para la web del Instituto para la Innovación Periodística (2IP), Mora explica que Ctxt pretende convertirse en un medio de referencia, que haga del periodismo de servicio público una de sus principales señas de identidad y sea útil para los miles y miles de huérfanos de los que hasta hace no mucho tiempo han sido los periódicos de referencia en España.

“Ese es nuestro objetivo y nuestro target. Esos miles de lectores que, como nosotros, eran fieles a El País o El Mundo y, de repente, se han sentido abandonados y han comprobado que esos periódicos se les caen de las manos y no se reconocen en ellos”.

En esta aventura periodística Mora, ex corresponsal de El País en Lisboa, Roma y París, y ganador en 2011 del prestigio premio de periodismo Francisco Cerecedo, estará acompañado de otros nueve periodistas experimentados que han puesto su vocación y su dinero al servicio de Ctxt. Se trata de Ángeles Caballero, Luis Felipe Torrente, Arantza Coullaut, Manuel Mateo Pérez, Mónica Andrade, Gloria Crespo,  Juan Gómez,  Juan Peces y Pedro de Alzaga.

El equipo fundacional de Ctxt cuenta también con un Consejo Editorial formado por un selecto grupo de artistas e intelectuales, como el periodista y escritor italiano Roberto Saviano; la exdirectora de L’UnitaConcita de Gregorio; el cineasta José Luis Cuerda, el pintor Miquel Barceló; la periodista Soledad Gallego-Díaz, el sociólogo Ignacio Sánchez-Cuenca y el escritor Juan Tallón.

Mora, que abandonó El País en julio de 2014 después de que sus relaciones con la dirección del periódico se hubieran deteriorado por su apoyo a los compañeros despedidos en el ERE de 2012, insiste en la idea de que su proyecto está guiado básicamente por principios periodísticos.

Leer artículo completo en 2IP

 

Periodismo en negro

“Doy gracias a Dios todos los días por tener trabajo y por ejercer el periodismo en un razonable espacio de libertad”. Esta frase se escuchó en la presentación del Libro negro del periodismo en España, del catedrático Bernardo Díaz Nosty, y refleja el estado vital de una profesión que agoniza.
Sí, ahora parece milagroso que un periodista encuentre trabajo y que pueda desarrollar con honestidad una profesión que, según la autora de la frase del comienzo, “ha sufrido una mutación genética que ha acabado con la objetividad, la neutralidad y el respeto a los hechos”.
La presentación del mencionado libro, que tuvo lugar en la Asociación de la Prensa de Madrid, parecía un funeral: libro negro, intercesiones divinas para lograr un empleo, precariedad laboral, servidumbres al poder político, nulo espíritu crítico, pérdida de credibilidad… Todo esto salió a relucir en un acto que destilaba pesimismo por los cuatro costados y que giró en torno al pulso vital de una profesión que, para muchos, está herida de muerte y ya no tiene remedio.
El libro, que apenas tiene cien páginas y cuenta con un impagable ramillete de ilustraciones de El Roto, trata de la grave crisis del periodismo en España, del alto índice de precarización y paro existentes en la profesión y de la burbuja académica, que para nada tiene en cuenta el desfase entre las nuevas hornadas de titulados y las necesidades del mercado.

El periodista no tiene que creerse tan importante

Una lección de sabiduría, humildad y sencillez. Así fue la intervención de Vicente Vallés, director del informativo “La noche en 24 horas”, de TVE, durante el acto de graduación de los másteres MUIP y Periodismo, organizados por el Departamento de Periodismo I de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Vallés, antiguo alumno de la casa, insistió ante los alumnos en que el periodista no debe creerse tan importante como muchos piensan. Los medios de comunicación, explicó, tienen una cierta importancia o influencia en la opinión pública, pero menos de lo que la gente se imagina.

Frente a esa actitud vanidosa, Vallés reclamó para los periodistas un ejercicio de responsabilidad y compromiso con la verdad como valor principal para el buen desarrollo de la profesión. “Tenemos que ser muy responsables con la verdad, respetarla y protegerla. Lo que no debemos hacer es subirnos al podio pensando que somos tan importantes”.

De su paso por la facultad, recordó que salió de las aulas con muchísimas ilusiones y miedos, y que el paso del tiempo le ha hecho revisar algunas de las ideas de entonces. En este sentido, subrayó que en aquellos años se quejaba de la carencia de medios técnicos y de la falta de prácticas, mientras que ahora está convencido de que es más importante para el periodista tener un conocimiento amplio de todo lo que ocurre en el ámbito de la política, la economía o los tribunales.

Vallés dijo que la profesión de periodista tiene un componente vocacional importante, parecido al de la docencia o el ejercicio de la medicina, y que hay que sentir una gran pasión por este oficio. “Uno no deja de ser periodista cuando deja el trabajo. Siempre debe estar atento a todo lo que está ocurriendo. Ese es su trabajo”.

Durante su intervención, el director de “La noche en 24 horas” ofreció un ramillete de consejos a los jóvenes periodistas que tenía enfrente. “Fijaos mucho en cómo hacen las cosas aquellos periodistas a los que admiráis, y a los que no admiráis también, para no hacer lo que hacen ellos”.

Vallés reconoció que en los últimos años se ha devaluado la calidad del periodismo y los programas informativos son peores que los de hace algunos años. Precisó que se ha perdido el gusto por hacer bien las cosas y que hay que invertir la tendencia.

“Ahora es difícil encontrar trabajo, pero en mi época pasaba lo mismo. Existen oportunidades y vosotros estáis bien preparados. Os animo a pelear por conseguir vuestros sueños”, concluyó.

Padrino ilustre

Vicente Vallés, director del informativo “La noche en 24 horas”, de Televisión Española, ejercerá el próximo día 22 de padrino de las dos promociones de alumnos del Máster impartido por el Departamento de Periodismo I.

Vallés fue alumno de la Complutense y es de lo mejorcito de la profesión. Os recomiendo que os paséis a las cinco de la tarde de ese día por el Salón de Conferencias del edificio nuevo y escuchéis con atención lo que diga. Merecerá la pena.

Más información

Los valores del periodismo

La LXX Asamblea General de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha aprobado el Manifiesto de Pamplona, un documento en el que defiende el valor y la vigencia de los principios éticos de la profesión.

“Los grandes valores del periodismo no caducan. Estamos firmemente convencidos de que sólo el compromiso del periodista y de los editores con la ética y la deontología profesionales, cada uno en su ámbito particular, puede abrir paso al periodismo de calidad que ambas partes reclaman como vía para superar la crisis”. Así concluye el documento. Ojalá no quede en papel mojado.

Lee el texto completo.

Obedecer al dueño y resumir con prisa

“El periodista con experiencia, con olor a calle, con tiempo para vivir, conocer, confirmar, comprender y contar la realidad, deja paso en la ley del mercado a los becarios o los profesionales con contratos inseguros que se ven obligados a obedecer al dueño y a resumir con prisa las informaciones que llegan a través de internet y de las grandes agencias”.

El poeta Luis García Montero reflexiona sobre las confusiones entre información y publicidad, los vicios de la manipulación política y las dificultades de los periodistas para cumplir con la misión de su oficio. Lee el artículo completo publicado en el diario Público.

La culpa es de la becaria

“Ha sido una becaria que ha escrito el texto y no lo hemos corregido antes de colgarlo en la web”.

Así, sin más. Jorge Carretero, portavoz de la Federación Española de Fútbol, justificó de esta forma tan ramplona el error cometido al publicar un comunicado sobre la designación del árbitro Turienzo para el partido de vuelta de copa del Rey entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

En esa nota figuraba un comentario que venía a decir: “Este colegiado pitará este partido bajo la atenta mirada de Mourinho, que se queja mucho de los árbitros”. Qué fácil es echarle la culpa a otro, en este caso a esa becaria de la que habla el portavoz de la federación.

El show disfrazado de periodismo

Si os gustó el artículo anterior de Olga Rodríguez, no os perdáis la continuación. Ahí va un adelanto:

“En general, los seres humanos, cuanto más informados estamos, más queremos saber. Cuanto más sabemos, más preguntas nos surgen. Por tanto, cuanto más tiempo dure la apuesta por el show disfrazado de periodismo, nos arriesgamos a que más ciudadanos dejen de tener interés por la actualidad.

Del mismo modo, si se apostara por multiplicar los espacios informativos y éstos se mantuvieran en el tiempo respaldados por una buena promoción, es muy probable que se fueran sumando como público-lectores más y más ciudadanos, que descubrirían así nuevos enfoques, perspectivas y realidades, así como una nueva afición: querer estar bien informado”.

Artículo completo

Fichar en las oficinas (periodísticas)

“Decían los maestros periodistas que para ejercer este oficio se precisa empatía, capacidad de ponerse en la piel del otro, conocimiento de idiomas y culturas, viajar, especializarse y profundizar en los temas de actualidad, tener los ojos y oídos bien abiertos y estar en contacto con la calle, porque es en ella – y no en las redacciones- donde se producen las noticias y donde se puede palpar la realidad.

Pero en España parece que se ha optado por otro modelo de periodismo. Consiste en fichar a la entrada y la salida de las empresas y permanecer en ellas, en las redacciones – más que redacciones habría que llamarlas oficinas- nueve o diez horas seguidas con la mirada fija en el ordenador, viendo cómo caen, uno tras otro, los teletipos”.

Interesante artículo de la periodista y escritora Olga Rodríguez, quien próximamente viajará a Irak, acompañada del juez Santiago Pedraz y otros dos periodistas, para reconstruir la muerte del cámara de telecinco José Couso. Si quieres leer el texto completo pincha aquí.