Bienvenidos

Cada vez que un nuevo periódico ve la luz -lamentablemente no suele ocurrir con frecuencia- todo el mundo saluda el acontecimiento, le desea lo mejor a sus promotores y se felicita por lo que representa como contribución al engrandecimiento de la libertad de expresión y la pluralidad informativa.

Sin embargo, éste no ha sido el caso de Público, un diario que antes de estar en las rotativas ya había recibido críticas y que para muchos está bajo sospecha por sus supuestas afinidades con el presidente del Gobierno y su entorno.

Público, el periódico editado por Mediapro, se define como un diario “progresista, popular, de izquierda, demócrata radical, pluralista y crítico, pero respetuoso”.

Es difícil asistir al nacimiento de una publicación con esas señas de identidad, pero parece más difícil entender que las principales críticas no hayan surgido del otro extremo del espectro ideológico, sino de grupos mediáticos presuntamente más cercanos al nuevo rotativo. ¿O sí se entiende el motivo de esas críticas? ¿Temen que les quite lectores? ¿Están celosos por el posible respaldo que reciba la publicación desde la esfera gubernamental? ¿A qué viene tanto nerviosismo? ¿Por qué un portaaviones tiene miedo de un cayuco?

Yo deseo a Público mucha suerte en su andadura. Ojalá pueda aportar frescura al adocenado panorama mediático. Espero que sean atrevidos e innovadores, y que sepan responder a las demandas de muchos lectores que desde hace mucho tiempo no encuentran un periódico de referencia. Lo dicho, mucha suerte a Nacho Escolar y a su equipo. Y mucha suerte también a quien (sea del signo político que sea) tenga el valor de poner en marcha un nuevo medio de comunicación.

Anuncios

Rosa Regás y los periódicos

La prensa publica hoy una entrevista a Rosa Regás, directora de la Biblioteca Nacional, en la que la escritora asegura sentirse satisfecha de que cada vez se vendan menos periódicos.

La entrevista, recogida por Servimedia y de la que se han hecho eco en sus páginas El País y Abc, ha sido comentada en alguna tertulia matinal -yo he escuchado la de la Cadena Ser- donde la directora de la Biblioteca Nacional no ha salido muy bien parada.

En un principio, parece un disparate que alguien que desempeña un puesto de la relevancia de Regás pueda alegrarse de que en España se vendan cada vez menos periódicos. Quizá resulte muy ilustrativo -o no tanto- conocer la argumentación que emplea para llegar a esa conclusión: “Los grandes logros sociales de este Gobierno se venden mal porque la prensa no es del Gobierno. Todos van a favor de la oposición. Afortunadamente, cada vez se venden menos periódicos”.

Reconozco también que puede parecer otro dislate afirmar que en España toda la prensa está a favor de la oposición. En fin, si a alguien le interesa conocer la polémica entrevista en su versión íntegra y original aquí la puede consultar.